Budget Weddings

Una de las cosas más difíciles cuando os enfrentéis a la planificación de vuestra boda será ceñiros al presupuesto que, en principio, tenéis. Y es que, «boda» no es sinónimo de ahorro precisamente.

Nuestro consejo: si no podéis permitiros los gastos que supondrá la boda, ahorrad y esperad hasta que podáis tener el evento que queréis.

Si, a pesar de ir un poco ajustados, aplazar el enlace no es un opción, sigue leyendo: esta semana os traemos algunos consejos para que tengáis la boda que queréis sin gastar más de lo que podéis permitiros.

Las bodas fuera de temporada molan.

El sol, el verano y la buena temperatura son las principales razones por las que la mayoría de parejas se casan en nuestro país entre Abril y Septiembre. Es la ley de la oferta y la demanda: todo es más caro en verano por ser la temporada alta. ¿por qué no hacer una boda en otoño o invierno? Cada estación tiene su encanto, y al final lo que importa no es el día o la temperatura que haga, sino el hecho de celebrar el amor con tus seres queridos.

winter-wedding-04[1]

 

Los viernes son los nuevos sábados

Del mismo modo, las fincas, restaurantes y hoteles suelen tener precios especiales para bodas de lunes a viernes…¡incluso en verano! así que si la disponibilidad de vuestros invitados os lo permite, ¿por qué no hacer una boda en viernes? además de suponeros un ahorro, podréis disfrutar de actividades de postboda durante el sábado y el domingo con vuestros amigos y familiares.

9a5bf7def521f2337635f90e3f4af574[1]

Recorta en servicios, no en profesionalidad

Uno de los errores que debemos evitar al organizar nuestra «budget wedding» es elegir al proveedor más barato: Lo barato sale caro. Para elegir un maquillador que te cobre por maquillarte con productos de marca blanca de supermercado, pues mira…casi mejor que te maquilles tú. Si no puedes permitirte lo que te costaría un recogido de revista, opta por un peinado más sencillo pero igualmente favorecedor… Es preferible decantarnos por menos servicios pero, aquellos que contratemos, que sean profesionales ya que sabrán cómo sacarnos partido ciñéndose al presupuesto.

Menos es Más

En cuanto a la decoración, tampoco basta con poner cualquier cosa que tengamos por casa. La clave para ahorrar con la deco no está en prescindir de un decorador profesional, sino en ser conscientes de nuestras limitaciones: no podemos pagar todo lo que vemos por Pinterest. Un profesional suele (o debe) ser interiorista, y será capaz de hacer que el evento se vea bonito con pocos detalles. Si quieres flores a toda costa, déjate asesorar: hay muchas opciones económicas según la temporada.

WEDDING-A-Simply-Chic-Event-001[1]

We love Outlets

¿Quién dijo que hay que gastar un dineral en un vestido que te pondrás sólo un día? Hay outlets donde encontrarás vestidos de la temporada pasada a precios más que razonables, así que date un paseo por allí… si te enamoras de tu vestido ¿qué más da de qué temporada sea? Eso sí, regla númer uno a la hora de ir a buscar tu vestido de novia: ponte un presupuesto máximo y bajo ningún concepto te pruebes vestidos por encima de ése precio.

GOWNS_0[1]

Sacad vuestro creativo interior

Si tenéis tiempo, y sois un poco manitas (sólo si lo sois y sabéis que os va a quedar genial), hay detalles de los que os podéis ocupar: los regalitos para vuestros invitados, por ejemplo. Hay infinitas ideas por Internet, el DIY está de moda, ¡y hacer cosas juntos más!

feature-open-uri20140616-2-1u0s8dk[1]

Busca un Menú original

Habla con el responsable del cátering y pídele opciones más económicas: una barbacoa, o una cena tipo buffet en lugar de el típico emplatado, además de ser más asequible, será algo original y divertido, que permitirá a vuestros invitados interactuar con quien quieran.

Finger-Food-Ideas[1]

Olvida Pinterest

Pinterest, Divinity y todas las revistas de moda en las que nos crean «necesidades deluxe» son cosas de las que huir si lo que buscáis es una «budget wedding». Normalmente todo lo que vemos en éstas plataformas son cosas tan impresionantes y bonitas como caras, así que para evitar frustrarnos y desilusionarnos por no poder acceder a ellas, mejor no prestarles atención…¡y mucho menos importancia! la gran mayoría de lo que vemos en Pinterest son cosas muy triviales en una boda, que no se os olvide lo que es realmente importante ese día.

Pinterest Fail[1]

No regatees

El regateo es un deporte nacional, pero piensa que los proveedores viven de su trabajo, y muchas veces su beneficio es mucho menor de lo que piensas. Si no puedes contratar sus servicios, no lo hagas y busca otra empresa que se ajuste a vuestro presupuesto, pero en ningún caso regatees o pidas regalos… normalmente los descuentos y detalles por parte de los profesionales vienen solos cuando se sienten valorados y a gusto trabajando con una pareja 😉

No te hagas el cuento de la lechera

Al hacer la estimación del presupuesto, NO cuentes con lo que «crees que te regalarán tus invitados». Recuerda: una boda no es un negocio. Gastar dinero haciendo una estimación de los regalos que tendrás es un error… además de una práctica de muy mal gusto. Ni todos los invitados te van a regalar lo que tú consideras que te han de regalar… ni deben sentirse obligados a hacerlo y, por supuesto, no debes invitar a mucha gente para obtener más «beneficio». Si no puedes permitirte una boda de 200 invitados, celébrala sólo con los más allegados…muchas veces las bodas más pequeñas son las más divertidas.

o-PECES-MONEYGAMI-570[1]

Esperamos que nuestro post de hoy os sea de ayuda, ¿tenéis algún otro consejo que os haya servido a ahorrar en vuestra boda? ¡contádnoslo!

3945 Total visitas 0 Visitas hoy
Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.