Say “Yes” to the dress!

Ahhhh! que emoción, ¡te casas! Felicidades por entrar en esta vorágine de emociones que supone una boda.

Como novia recién prometida, estarás deseando pasearte por las tiendas más exclusivas de la ciudad buscando el traje perfecto…¿qué chica no ha soñado alguna vez con ese momento?

Pero, ¡cuidado! porque no son pocas las ocasiones en las que lo que se presentaba como una divertida tarde con tus amigas y familiares más cercanas, se convierte en una tarde de pesadilla y decepción. ¡Nadie dijo que fuese fácil!

Sigue leyendo: hoy te traemos, desde nuestra experiencia, el decálogo definitivo para que la búsqueda de tu vestido de novia sea lo más fructífera y divertida posible.


  1. Elige bien la compañía: Todos querrán acompañarte en este día tan especial, pero has de ser un poco selectiva. Cuantas menos personas te acompañen, más fácil será elegir. Cada acompañante tiene su estilo, por lo tanto tendrá su opinión y gusto personal. Muchas opiniones distintas en un momento tan delicado, donde tendrás los nervios a flor de piel, son la receta para volver a casa agobiada, desilusionada…y sin nada que ponerte en el día B.
  2. Mantente dentro del presupuesto: ponte un precio máximo y no te pruebes nada que tenga un número mayor en la etiqueta. Correrás el riesgo de enamorarte y ya ninguno que sí te puedas permitir te gustará. wedding-shoping
  3. Ve un poco arreglada: Es la mañana perfecta para ir a la peluquería a retocar tus puntas. Es indispensable que vayas un poco maquillada y peinada a la búsqueda del vestido para verte favorecida.
  4. Elige bien la ropa interior: Deja esas braguitas que te hacen marcas y el sujetador deportivo en el cajón y ponte aquello que te favorezca, recuerda que el día de tu boda llevarás lencería especial.wedding-shoes
  5. Presta atención al calzado: Lleva unos zapatos con un tacón parecido al que llevarás el día de la boda, para hacerte una mejor idea de cómo te verás de estilizada. Del mismo modo, tampoco te empeñes en usar tacones altísimos si no estás acostumbrada, recuerda que deberás llevarlos durante muchas horas, así que mejor si son cómodos.
  6. Iros de merendola: Invita a tus acompañantes a un buen desayuno o merienda, para ir calentando motores. Además, el hambre puede ser tu gran enemigo si te acecha en plena búsqueda, ya que haber suele ser sinónimo de mal humor.wedding_dress_tips2-e1364246666550_0_0
  7. Déjate asesorar: No te cierres en ese vestido espectacular que llevaba aquella famosa, puede ser que a ti no te favorezca igual. Por suerte, cada una tenemos nuestro estilo y nuestro cuerpo, por lo que no siempre lo que nos gusta será lo que mejor nos siente: escucha las opiniones de tus acompañantes y de los dependientes de la tienda.
  8. Cuida el estilo: ten en cuenta el estilo que querrás para tu boda, ese día todo debe tener un poco de armonía.make-a-wd
  9. Confía en las nuevas generaciones: además de las firmas conocidas, hay muchos diseñadores noveles con talento a raudales que estarán encantados de hacerte un vestido precioso y super especial… justo como tu quieras y único, así que ¿por qué no?
  10. Que el dinero no sea un problema: se avecinan muchos gastos, y muchas son las chicas que prefieren prescindir de gastar una gran cantidad para un vestido de un sólo día. Comprar un modelo por internet a una web asiática es una opción por la que últimamente optan algunas novias, pero nosotras lo desaconsejamos totalmente: para un día tan especial es esencial comprobar la calidad en persona, y probártelo y arreglártelo sobre tu cuerpo. Si quieres ahorrar en el vestido, mejor opta por un outlet, como te contamos en nuestro post de la semana pasada.

Shopping

¿Qué problemas te encontraste al buscar el vestido de tu boda? ¿cómo fue tu experiencia? ¿tienes alguna anécdota divertida que contarnos?

¡Nos leemos en una semana! ¡Gracias por pasar y compartir!

1258 Total visitas 2 Visitas hoy
Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *