Niharfi y Daniel (II)

La semana pasada os presentamos a una pareja muy especial para nosotros, y os contábamos cómo aquél día con el que tanto habían soñado amaneció nublado y amenazando lluvia. Tal y como os relatamos en el anterior post, tenían a sus espaldas un gran equipo profesional que hizo que todo fuese sobre ruedas pero, si importante es estar bien respaldados por profesionales, no lo es menos estar rodeados por personas que te sacan esa sonrisa que hace iluminar hasta el día más gris.

Es por esto que hoy, queremos enseñaros la segunda parte de la boda de Niha y Dani, una pareja a la que cada piedra del camino hace más fuertes con ayuda y apoyo de sus seres queridos. No os perdáis los detalles de lo que fue un gran día, tan divertido como emotivo, fiel reflejo de cómo son esta pareja a la que queremos tanto.

Para la ceremonia, reservamos una terraza frente al mar, y a cada invitado dimos unos kits personalizados con el lema de la boda: “no mojito, no party”, haciendo un guiño a los orígenes caribeños de la novia. Un regalo para los invitados tan original como útil.

Siendo de Cuba y Mallorca respectivamente, la temática del evento no podía ser otra que el mar, y así lo plasmamos en cada detalle.

Daniel contó con dos de sus pilares en los momentos previos: sus hermanos, quienes ayudaron a calmar los nervios propios del día recordando risas y anécdotas de toda una vida juntos.

Por su parte, Niha estuvo preparándose acompañada de su madre, hermana y mejores amigas, quienes también ejercieron como damas de honor. A la vista está que se lo pasaron en grande mientras José Ojeda y Sergio Quesada las dejaban aún más divinas si cabe.

Sin duda, es una genial idea pasar los momentos de preparativos rodeada de personas tan alegres para calmar nervios y que el día sea bien divertido desde el principio. Un ratito, sin duda, memorable.



Como no podía ser de otra forma, el cortejo nupcial estuvo formado por todos los familiares cercanos, ¿quién mejor para acompañarte al altar que aquellos que más te quieren?

La ceremonia civil fue oficiada por una de las mejores amigas de Niha, quien no dudó en mimetizarse con el entorno y nos hizo a todos llorar (literalmente) de risa y de emoción. Una ceremonia de las que nos gustan, personalizada hasta el último detalle y con palabras emotivas por parte de amigos y familiares que nos sacaron una lágrima a más de uno.

Además, los chicos decidieron hacer el rito de la arena, del que ya os hemos hablado en alguna ocasión y tan de moda está.

Una vez dado el “Si, quiero”, pasamos a celebrarlo. Como no podía ser de otra forma, fue una cena de lo más divertida donde no dejaron de haber sorpresas para todos.



Fue una boda que, tras muchos meses de risas y complicidad durante los preparativos, no decepcionó. Niha y Dani estaban radiantes de felicidad, y para siempre tendrán un huequito en nuestro corazón.

Si os gusta el estilo marinero para vuestra boda, no dejéis de ver muchas otras ideas aquí.

Fotografía: Piper Cut Movies

Estilismo: Sergio Quesada

Maquillaje: José Ojeda

Wedding Planners: Blanc i Negre Events

1677 Total visitas 2 Visitas hoy
Be Sociable, Share!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *