Manual de la perfecta invitada

Con Marzo cada año se da el pistoletazo de salida a la temporada de bodas. Con la primavera a todas nos apetece ponernos “monas”, y la boda de un buen amigo es siempre la excusa perfecta para sacar nuestras mejores galas…¡o estrenar nuevas!

Pero cuidado, no todo vale en lo que respecta al look de la invitada perfecta, no debemos olvidar que vamos a una ceremonia y no a una “red carpet”. Hoy te traemos algunos consejos para que en tus bodas de este año seas la invitada más glamurosa y elegante.

EL PEINADO

Ante todo, recuerda que es una boda, no un carnaval, por lo que huye de todo aquello que te haga parecer que vas disfrazada. Por ejemplo, si nunca llevas recogido, te sentirás mejor con tu melena al viento y, bien peinada, siempre es una opción elegante.

EL TOCADO

De día tan grande como quieras, si es que lo quieres llevar, pero siempre que decidas hacerlo ten en cuenta tu comodidad y la del resto de invitados, especialmente aquellos que se sentarán a tu alrededor en la ceremonia o a tu lado durante el almuerzo. Recuerda que según el protocolo (y a pesar de que las leyendas urbanas digan que se quitan después de la cena) el tocado no se debe quitar hasta que vuelvas a casa. Ten presente también, que una boda no es Ascott!

tocado-blossom-out

EL MAQUILLAJE

Recuerda que “menos es más”. Una boda no es una fiesta de viernes noche, por lo que el maquillaje ha de ir de acuerdo al evento. Huye de maquillajes “máscara” y apuesta por la naturalidad que, además, suele ser más favorecedora.

LAS JOYAS

Por favor, nada de “brilli brilli” a tope ni bisutería barata. Mejor joyas pequeñas y discretas y poner el toque de atención en otro complemento.

EL VESTIDO

Por mucho que nos empeñemos, una invitada siempre debe ir de corto. OJO “corto” tipo cóctel, no “corto” tipo gogó de Pachá. Especialmente de día, las únicas invitadas que pueden concederse el ir de largo son la madrina, hermanas de los novios, y testigos o amigas íntimas si la novia lo requiere así. Como sabemos, la moda ha impuesto el traje largo por la noche por encima del protocolo así que, si no quieres renunciar a tu vestido de princesa, no olvides llevarlo de tu talla y longitud. Y por supuesto, las lentejuelas mejor déjalas para Fin de Año.

David Christian

LOS COMPLEMENTOS

Atrás quedó aquello de combinar zapatos y bolso hasta la saciedad. Llévalos del mismo estilo pero no necesariamente del mismo estampado o color. Los zapatos, cómodos para aguantar las largas horas de cóctel, cena y bailoteo. El bolso, siempre pequeño con lo indispensable. Mejor dejar en casa la típica bolsa de marca TOP que guardas entre algodones para estos eventos a fin de llevar las sandalias y rebequita “por si acaso”. Mejor elegir zapatos cómodos desde el principio y un outfit adecuado a la temperatura del día. 

Esperamos que os haya gustado la entrada de esta semana, la semana que viene….¡les toca a ellos!

1970 Total visitas 2 Visitas hoy
Be Sociable, Share!

Comentarios

  1. Pingback: Manual para ser un dandy - Bodas, fiestas, cosas bonitas y personas felices

  2. Pingback: La Mantilla: Manual de uso - Bodas, fiestas, cosas bonitas y personas felices

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *