La Mantilla: Manual de uso

La Semana Santa va tocando a su fin, y se llena de encajes y mantillas en señal de respeto y luto. Pero el uso de un complemento tan “Typical Spanish” no acaba en la religiosidad de la Semana Santa o del folclore flamenco, de hecho cada vez son más las madrinas y novias que optan por llevarla en el día de la boda.

Siguiendo la temática de nuestro blog este mes, en la que os estamos contando los puntos básicos para ser un invitado impecablemente vestido, hoy vamos a explicaros cómo ha de usarse la mantilla correctamente.

Ante todo, hay que recordar que el uso de la mantilla proviene de la costumbre cristiana de cubrirse la cabeza con un velo, de ahí que solo se use en bodas religiosas de alta ceremonia, de mañana. Es por ello que debe llevarse con vestidos enterizos con manga larga o de corte francesa, nunca con vestidos que dejen los hombros al descubierto; es habitual acompañar el look con guantes, que dan un toque muy glamouroso. Las joyas, así como el maquillaje y los demás complementos han de ser discretos para no quitar protagonismo a la mantilla.

PARA LA NOVIA

Muchas novias optan por usar una mantilla como velo. Esto da un toque muy clásico a la vez que elegante. En este caso excepcional, la mantilla puede tener la longitud que se desee, sujetada con diademas, tiaras o peinetas.

PARA LAS INVITADAS

Según el protocolo, la mantilla beige es para las mujeres solteras y la negra para las casadas. El blanco queda reservado a la novia. En cualquier caso, las invitadas sólo llevarán mantilla si los novios lo piden expresamente en la invitación, y nunca, nunca, nunca con minifalda

PARA LA MADRINA

La madrina es la única persona (aparte de la novia), que puede ir con traje largo en una boda de mañana si así lo desea. Eso sí, si decide llevar pamela el traje debe ser corto.

La mantilla en el caso de la madrina debe ser de color negro, a pesar de que las celebrities se empeñen en llevarla teñida de diversos colores (excepto si eres Carmina Ordoñez, y a pesar del protocolo todo te quede bien). El blanco o beige quitaría protagonismo a la novia, aunque cada vez son más las señoras que se atreven con colores claros (tras haberlo consensuado con su nuera, eso sí).

 


¿Qué os parece el uso de la mantilla en las bodas? ¿cómo la combinaríais? ¡gracias por leernos!
2240 Total visitas 2 Visitas hoy
Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *